972 73 20 20
Información: 972 73 20 20
Reservas: 932 041 041

es

Descubre Vall de Núria 

La estación

  • Vall de Núria al Ripollès

    Todo un mundo de sensaciones desde el primer momento.

     

    La estación de montaña Vall de Núria, de una riqueza natural y paisajística única, está situada dentro del Pirineo Oriental, en el término municipal de Queralbs. Dominante uno de los puntos más elevados de la Vall de Ribes, está rodeada por picos de casi 3.000 metros y de donde nacen multitud de fuentes y torrentes.

    Os proponemos disfrutar de este paisaje espectacular de alta montaña con un transporte singular: el tren cremallera. El cremallera tiene un recorrido de 12,5 km y supera un desnivel de más de 1.000 metros.

     

    Gestionada por Turisme i Muntanya de Ferrocarrils de la Generalitat de Catalunya, siempre ha velado por el mantenimiento de este rico patrimonio natural, implantando y aplicando un sistema de gestión medioambiental en todas las actividades desarrolladas. Todo ello de acuerdo con las exigencias recogidas en la norma ISO 14001. Por otra parte, la estación de esquí ha obtenido la Q de calidad, que otorga el Instituto para la Calidad Turística.

    Descubre un entorno incomparable donde las aguas del río Nuria pueden escolar sólo por unas estrechas y profundas gargantas excavadas en medio de esta roca dura, hasta encontrarse con el valle del Freser, río que en Ripoll une al Ter.


    La història

    La situación geográfica ha determinado la historia de Nuria. Los pastos del valle fueron objeto de transacción entre condes y monasterios; un hecho que, probablemente, explica el origen del santuario. Posteriormente, el Tratado de los Pirineos transformó Núria en una plaza fronteriza y la puso en el punto de mira de militares. A comienzos del siglo XX Nuria conoce el inicio de los deportes de montaña y de nieve en Cataluña. Fue, también, el escenario escogido por la Generalitat de Catalunya republicana para redactar el proyecto de "l'Estatut de 1932", que por eso se llama "l'Estatut de Núria". La imagen de la Virgen de Núria sufrió el exilio, de 1936 a 1942, debido a la Guerra Civil y, más tarde, permaneció secuestrada un tiempo (1967 hasta 1972) por patriotas catalanes.


    El origen legendario de Núria

    Núria cuenta con un riquísimo legendario pero, sin duda, el relato capital es el del hallazgo de la Virgen. Según la leyenda, San Gil, nacido en Atenas, nombrado obispo de Nimes, esculpió la imagen cuando hacía vida de ermitaño en el valle entre los años 700 y 703, con la campana convocaba a los pastores del entorno, los evangelizaba ante la cruz que él mismo había esculpido y también les daba de comer, cocinando en una olla. Así campana, cruz y olla se convirtieron en símbolos de Nuria. La predicación a menudo va acompañada de persecución y cuando ésta se originó, se vio obligado a marchar del valle y dejó la Virgen oculta en una pequeña cueva. El año 1072, por inspiración divina, un hombre llamado Amadeu vino desde Dalmacia en busca de unas reliquias de María. Unos pastores que conocían la tradición de San Gil le ayudaron a levantar una modesta capilla (origen del santuario). Ausente ya Amadeu, los pastores reencontraron la imagen que, más tarde, resultó imposible de llevar en procesión en Queralbs, "porque quería quedarse en Nuria".


    El esquí y las primeras actividades deportivas en Núria

    El origen del esquí, como medio de desplazamiento sobre nieve, se remonta a la más lejana antigüedad. En el norte de Europa, desde 4000 años antes de Cristo, aparecen los primeros testigos: grabados y restos arqueológicos. Durante la Edad Media menudeaban los relatos de hazañas y carreras realizadas sobre esquíes. A partir del siglo XVI los ejercidos norte y centroeuropeos usan los esquís. A finales del siglo XIX, en los Alpes, se inicia la práctica deportiva del esquí. La primera competición internacional tiene lugar en Chamonix en 1908.


    Durante las primeras décadas del siglo XX, en Europa se imponían nuevos retos montañeros y nuevas técnicas de escalada. En aquella época también se realizaron por primera vez travesías con esquís, que iban de Ulldeter a Núria (1920) y de Nuria a La Molina (1921).


    La apertura del santuario durante los meses de invierno, a partir del año 1916, facilitó, sin duda, el desarrollo del esquí en Núria. Los practicantes de este deporte subían a pie desde Queralbs y, una vez en Núria, tenían que remontar con sus propios medios las montañas y valles donde querían esquiar. Con la apertura del cremallera, en 1931, Nuria se fue consolidando como centro de deportes de montaña y de invierno. El telesquí del santuario y el telesilla del Pic de l'Àguila comenzaron a funcionar en 1947. El telesquí del Bosc (o de la Pala) se construyó en 1961.


    Cremallera de Núria

    1919 El ferrocarril transpirenaico de la línea Barcelona-Puigcerdà llega a Ribes de Freser.
    1928 Se inician las obras de construcción del cremallera.
    1930 El 30 de diciembre la primera locomotora llega a Núria.
    1931 El 22 de marzo se inaugura la línea.

Otras páginas web de FGC
© Vall de Núria 2015 / Atención al cliente: 972 73 20 20
Reservar en Vall de Núria
Top

INFORMACIÓN IMPORTANTE SOBRE COOKIES. Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecer nuestros servicios y recoger información estadística. Si continúas navegando, consideramos que acepta su instalación y uso. Puedes cambiar la configuración u obtener información aquí.

Más información
x
Mis reservas
Introduce el número de localizador y el e-mail para consultar la reserva y poder cancelarla o modificarla.